NANOMÁQUINAS “LOS OBREROS DEL FUTURO”

GABRIEL QUINTERO
23/03/14

En un futuro no muy lejano habrá máquinas diminutas, algunas construidas incluso con material biológico, que inoculadas en el torrente sanguíneo, podrán viajar por el interior del organismo para repararlo y combatir algunas enfermedades además de ayudar a incrementar la longevidad del hombre hasta los 200 años. En solo 3 o 4 décadas la humanidad verá cosas que la ciencia ficción más osada solo empieza a intuir”
Fuente: Reportaje DSalud Discovery (Revista de España)
“Imagine una máquina capaz de transformar un trozo de carbón, átomo por átomo, en un diamante perfecto o un artefacto que pudiera convertir la arena en pan. Todos los objetos del mundo están formados por moléculas y, en teoría, una nanomáquina podría construir cualquiera de ellos. Incluso copias de sí mismas. Los nanotecnólogos afirman que esos robots minúsculos serán los obreros del futuro y servirán para construir las cosas más diminutas imaginables usando átomos como materia prima. Además podrían hacer casi cualquier cosa, controlar de forma efectiva las enfermedades, retrasar el envejecimiento, eliminar desechos tóxicos, aumentar la disposición de alimentos en el mundo y hasta construir automóviles voladores, rascacielos inteligentes y avenidas por el espacio. ”
Fuente: www.dsalud.com. Por Sara Muñoz.
La nanotecnología ha sido un área de las ciencias que se encuentra plenamente en expansión, toda vez que en la actualidad existe la posibilidad de ostentar el titulo de nanotecnólogo, ingeniero molecular o licenciado en nanotecnología, en una variedad de universidades ubicadas en países como Estado Unidos de Norteamérica, Estados Unidos Mexicanos, el Reino de España, el Reino de Gran Bretaña, la Republica de Suiza, la República de Austria, la Republica Federativa de Rusia, le república de Australia y la Republica Popular de Vietnam. Esta masa de novísimos científicos, han logrado construir verdaderas innovaciones generadas de la manipulación del campo atómico molecular que han proporcionado avances en la medicina, biología, informática, física, química, astronomía, economía, farmacia y muchas otras ciencias y disciplinas, observando que esta nueva forma de ingeniería de lo diminuto, traerá grandes beneficios a la humanidad en un futuro no muy lejano.
Estos ejércitos de pequeñas nanomáquinas, proporcionaran un gran desarrollo a la sociedad, en especial a la salud de la especie humana, mediante la manipulación de la estructura del átomo, estaremos a la vanguardia de la creación de formas de energía como la antimateria, que en pequeñas cantidades generarían la fuerza necesaria para impulsar las futuras naves espaciales a velocidades que puedan acercarse a la luz, y de esta manera continuar con esa constante de conocer los misterios de nuestro universo. De seguro, en menos de 50 años estaremos viviendo en un mundo muy desarrollado.