impresora3D.jpg

La impresión 3D mas asequible que nunca: transformando el mundo



Que los ordenadores pueblen las aulas actuales ya es un hecho. Lo que hace unas décadas aparecía como un futuro lejano es hoy día una realidad. Hoy día aparece una nueva visión en las clases: en un futuro próximo, los profesores y los estudiantes tendrán una impresora 3D en el escritorio para ayudarles a aprender la ciencia básica, tecnología, ingeniería y los principios matemáticos.


No es difícil imaginar la revolución educativa que supondría tener una impresora 3D en cada aula y el avance que se generaría en el sistema. ¿Qué hubiera pasado si de pequeños hubiéramos tenido una impresora 3D en lugar de juegos como Lego?
¿Qué potencialidad hubiera desarrollado nuestra imaginación cuando, en vez de encontrarnos con el juguete ya hecho, hubiéramos podido imprimir nuestras propias figuras, nuestros propios bloques, repitiendo el proceso tantas veces como quisiéramos, teniendo como único límite nuestra inventiva?
Muchas instituciones comienzan a ver un próximo renacimiento y una gran transformación en la innovación, el diseño, las propiedad intelectual, y la fabricación como consecuencia de la actual expansión y crecimiento de la impresión 3D. En un reciente informe de octubre 2011 ACUS ( The Atlantic Council of the United States) describe cómo esta nueva tecnología está transformándolo todo, desde la medicina a la educación, desde la música a la fabricación.


El desarrollo de la impresión 3D en cuanto a complejidad y coste ha dado pasos de gigante. Si allá por 2009, las impresoras 3D se mostraban como algo complejo y caro, el mercado ha ido evolucionando hasta el punto actual en el que ahora, es mucho más fácil para empezar en este mundo, es mucho más accesible a los no aficionado a la tecnología, y mucho menos costoso, por lo que está viendo como triunfa de manera imparable en sectores como la educación.
Ejemplo claro de esta accesibilidad es la gama de impresoras que 3D Systems pone al alcance de cualquier usuario bajo el nombre de Bits From Bytes.
Dentro de esta denominación encontrarnos maravillas como la 3D Touch, una impresora silenciosa y discreta, cuyo diseño se integra perfectamente en el entorno de trabajo, el aula o el estudio de cualquier aficionado, y que permite obtener unos resultados sorprendentes trabajando con ABS y PLA hasta con 3 cabezales y con un precio inferior a los 4000 euros.


Con este tipo de máquinas la impresión 3D está más que nunca al alcance de cualquiera. Aprovechando el fácil acceso a esta tecnología, MakerBot Industries ha desarrollado planes de integración de la impresión 3D en los programas educativos para estudiantes como parte de un lanzamiento de prueba en las escuelas de la Ciudad de Nueva York, en las que ahora, los alumnos tienen un “motor de invención” en el aula. Los estudiantes pueden tener una idea, el diseño, imprimirla, y si no funciona, hacerla de nuevo, potenciando como nunca el potencial creativo de dichos estudiantes en todas las áreas. Otras alternativas originales que nacen a partir del fácil acceso a estas máquinas nos llevan al ámbito de la ecología y la educación cívica con el proyecto Shellter que pretende salvar a los cangrejos ermitaños.


Así un puñado de ciudadanos preocupados están probando una solución que podría ayudar a que este tipo de cangrejo no se extinga debido a la escasez de conchas que usan para protegerse por culpa de la contaminación. Se ha conseguido a través de impresión 3D con materiales biodegradables reproducir el tipo de caparazón que estos cangrejos usan para vivir en la tierra. Con todas estas posibilidades y enfoques ya hay muchos usuarios apasionados y aficionados entusiastas, que consiguen día a día que la visión la impresión 3D como elemento cotidiano y de avance en muchísimos campos, se esté convirtiendo en realidad.
3D.jpg