El internet de las cosas y sistemas operativos para ciudades

Internet está en todas partes: en nuestro smartphone, en un reloj, en la nevera o en cualquier otro electrodoméstico. Y es que los nuevos dispositivos, junto a las redes wifi, están haciendo posible la recopilación de datos de sus sensores, que juntos pueden crear hasta sistemas operativos para ciudades inteligentes, como el que está desarrollando Microsoft, y que tiene por nombre Urban OS.

Gracias a todo esto, nuestro entorno estaría conectado con nosotros en todo momento, y reaccionaría a nuestras acciones. Ciencia ficción pura y dura, a la vuelta de la esquina.
Internet de los objetos y la revolución de los dispositivos: crear conciencia ciudadana de las posibilidades

Las ciudades, las empresas han puesto el oído en un mercado de trillones de dólares. El "Internet de las Cosas" o el "Internet de los Objetos" supondrá una revolución en el estilo de vida de los ciudadanos, con implicaciones para las ciudades, empresas y el mundo en general. Quizás haya un antes y un después en nuestro estilo de vida y en la eficiencia en el uso de los recursos. Las cosas, los objetos interactuarán entre sí, objeto a objeto, máquina a máquina con resultados sorprendentes. Se necesita fomentar la conciencia ciudadana: empresas, ayuntamientos, personas... para evitar una brecha digital entre ciudades, personas, etc.

El internet de los objetos ya es una realidad

Técnicas eficientes de ahorro de energía para toda la vivienda o para un edificio ya están disponibles en el mercado, quizás no aun precio atractivo ya que se trata en algunos casos de instalaciones personalizadas. Pero esto no ha hecho nada más que empezar.

Es posible ya poseer un televisor inteligente y un teléfono inteligente, incluso sincronizarlos con el contenido de un iPad, pero estos dispositivos 'inteligentes' serían sólo el comienzo de lo que se califica como el "Internet de las Cosas (o de los objetos)' (IO). También (quizás más correctamente) llamado 'máquina a máquina". El Internet de los Objetos no es propiedad de nadie ni está controlado por un solo grupo o empresa, y hay que prepararse porque va a cambiar la vida de todos.

La utilidad de los gadgets que se comunican unos con otros y lo hacen bajo nuestro control son ya enormes y variados.

Un agricultor recibe un texto si alguna de sus vacas - cada una con un sensor inalámbrico - se enferma o está preñada. Ya está ocurriendo... y los humanos pueden llevar marcapasos cuyos datos interactuen con el médico que podría enviar incluso un texto a los familiares si el usuario se pone enfermo.

Lo lógico sería empezar por usos más sencillos como recetas médicas con medicamentos entregados a domicilio que automáticamente recibe el paciente sin necesidad de hacer viajes a los médicos o a la farmacia, y conectados a escala de la Web controlados a distancia por un médico de cabecera.

El dispositivo en sí no tiene importancia (un smartphone, una tableta, unas gafas de google...) es la conexión a Internet que es fundamental.
Algunos ya utilizan la actualización en tiempo real de tráfico en dispositivos de navegación (GPS, móviles...) pero en el futuro un reloj de alarma nos permitirá dormir si el tren o el avión se retrasa, volver a organizar la hora de la orden del taxi, e incluso enviarle un correo electrónico a su jefe informándole del retraso...
"La IO es la eliminación de tareas repetitivas o rutinarias lo que permite a más personas a realizar tareas más gratificantes y dejar a las máquinas para hacer los trabajos repetitivos, sincronizándose entre sí.

Las ciudades inteligentes y el Internet de las cosas

Basándose en embedded chips RFID, códigos de barras y los sensores, el Internet de los objetos tiene una de sus facetas más impresionante en la tarea de crear ciudades inteligentes. Las posibilidades son infinitas.

Es una ciudad con acceso libre a las bicicletas, un chip RFID en el manillar permitirá identificar exactamente donde están las bicis, cuándo y con quién. Las farolas de luz podrían cambiar su iluminación cuando se acerca un coche con el consiguiente ahorro de electricidad y más aún, los datos podrían ser recogidos para mapear los patrones de desplazamiento urbano. ...Y los semáforos inteligentes responderían en todo momento al flujo de tráfico.
New Songdo City, situada 40 millas al sur de Seúl, en Corea del Sur, es una manera de entender una embrionaria ciudad inteligente utilizando 1.500 hectáreas de terrenos ganados al mar.

El concepto Cisco U.Life se basa amplia red de banda ancha por cable en la ciudad que permite a los actuales 60.000 habitantes a usar sus teléfonos inteligentes, tablets y otros dispositivos de pantalla táctil para controlar en sus hogares la calefacción, iluminación y aire acondicionado. Con los dispositivos TelePrescence por toda la ciudad se permiten videollamadas gratis. Coches que se comunican con las carreteras, o que hablan con las farolas, mientras que la basura se succiona a través de una red subterránea de tuberías, sin necesidad camiones basura.

Un bajo consumo de energía, de una ciudad increíblemente eficiente construida con inversión privada, y hay buenas razones por qué sea vista como un modelo por el resto de las ciudades por el hecho de que más de la mitad del mundo vive actualmente en ciudades, con 6,3 mil millones de personas previstas en 2050 .
Pantallas táctiles, teléfonos inteligentes, mandos a distancia o iPads: no es el tipo de dispositivo lo importante en el Internet de las cosas, sino el hecho de estar conectado a Internet
"El mercado M2M está creciendo rápidamente y, a diferencia de cualquier otro, es una tecnología que puede superar la interacción humana", según el vicepresidentede Jasper Wireless, que está trabajando con los operadores móviles como O2 en el Reino Unido y AT & T en los EE.UU. en materia de las comunicaciones de IO.

Esa doble perspectiva de crecimiento de la población y la urbanización cada vez mayor significa que la IO tiene como tarea imprescindible la racionalización de nuestras ciudades, pero en teoría, también permitirá a cada uno de nosotros a prescindir de una gran cantidad de tareas rutinarias diarias.

Dentro de todo encontre un enlace interesante de la fundación telefonica:

http://www.fundacion.telefonica.com/es/que_hacemos/media/publicaciones/SMART_CITIES.pdf