Equipamiento electrónico adaptado al cuerpo
Equipamiento.jpg
Desde las Google Glass hasta la pulsera Fitbit, la nueva generación de dispositivos portátiles está diseñada para adaptarse a la forma del cuerpo humano. Estos dispositivos portátiles son típicamente pequeños, con una amplia gama de sensores y sistema de retroalimentación, y aspecto camuflado para que su uso sea menos intrusivo y socialmente más aceptable. Estos dispositivos prácticamente invisibles incluyen auriculares que monitorizan la frecuencia cardíaca, sensores usados debajo de la ropa para rastrear la postura, tatuajes temporales que registran los signos vitales de la salud y suelas de zapatos táctiles que comunican direcciones del GPS a través de alertas de vibración que se sienten en los pies. Las aplicaciones son muchas y variadas: se proponen actualmente los zapatos táctiles para ayudar a las personas ciegas a desplazarse, mientras que las Google Glass ya se han usado por oncólogos como ayuda en cirugía a través de expedientes médicos y se accede a información visual por medio de comandos de voz.
Los analistas de esta tecnología consideran que los factores que determinan el éxito de los productos portátiles son entre otros el tamaño del dispositivo, que no sea invasivo, la capacidad de medir múltiples parámetros y proporcionar información a tiempo real. Sin embargo, el aumento de captación también depende de la aceptación social en cuanto a la privacidad. Por ejemplo, han surgido preocupaciones acerca de los dispositivos portátiles que utilizan cámaras de reconocimiento facial y ayuda de la memoria. Suponiendo que se pueden gestionar estos problemas, los analistas proyectan cientos de millones de dispositivos en uso en 2016.
http://forumblog.org/espanol/2014/02/27/10-tecnologias-emergentes-2014/