Desde el siglo pasado se han ido creando un conjunto de "normas de la guerra" que han acotado sus límites. Algunas son de validez universal, como la distinción entre combatientes y civiles o el principio de proporcionalidad. Otras son más políticas y, como la noción de guerra justa, dependen del poder de quien la alegue.

Pero ahora el acelerado, complejo y total cambio tecnológico está socavando aquellas normas o leyes y hasta la propia naturaleza de la guerra.


Expertos en tecnología militar repasan algunas de esas innovaciones y su impacto no sólo en el terreno militar sino también en el legal, cultural y social. Estados Unidos es la primera potencia en fuerzas convencionales y quiere seguir siéndolo en las no convencionales, tales como:

1. Sistemas no tripulados 2. Robots con capacidad para matar 3. Virus informáticos. 4. Armas de energía dirigida. 5. Soldados convertidos en superhombres


Quizás el de los sistemas no tripulados, sea el elemento más evidente y avanzado. Desde que en 2001, un dron diseñado para labores de vigilancia realizara su primer ataque guiado en Afganistán por un operador desde una base en suelo estadounidense, se podría decir que vivimos la era de los drones, y en el Futuro cercano un sólo operador podrá manejar decenas de aviones no tripulados que actuaran como un enjambre ante el enemigo.


Otra de las tecnología que está por llegar es la de los sistemas de armas autónomos o robots capaces de matar sin intervención humana. Ya hay países como Israel, Corea del Sur y los propios Estados Unidos que tiene algunos sistemas de interceptación que se activan sin recibir órdenes expresas (derribo de misiles).


Pero el mayor impacto de estas tecnologías será en la propia guerra y sus escasas leyes.

El despliegue y alcance casi global de los drones rompe con los límites tradicionales del campo de batalla. Por mucha inteligencia artificial que tengan, los robots autónomos no tendrán la empatía necesaria para no apretar el gatillo en una situación compleja. La guerra entre máquinas puede degenerar en una carrera de armamentos que reinstaure el miedo de la Guerra Fría.

Braden Allenby, experto en tecnología militar y seguridad afirma ”el impacto de las tecnologías emergentes en las leyes de la guerra puede ser visto como un caso de estudio y una gran oportunidad de aprendizaje para la humanidad en su lucha por adaptarse a la complejidad que ha creado pero que aún no ha aprendido a manejar”.


La Tecnología y La Guerra.jpg

En julio de 2013, la marina estadounidense mostraba en acción al X-47B, un avión no tripulado capaz de despegar y aterrizar en un portaaviones. / Navy.mil



http://www.cuartopoder.es/mecanicamente/la-tecnologia-esta-cambiando-la-naturaleza-de-la-guerra/3794