Biotecnología: Futuro de un fenómeno tecnológico en la Veterinaria (Anson Chacon)

**http://www.uba.ar/encrucijadas/49/sumario/enc49-biotecnologiafuturo.html**


external image internet-ilustra%C3%A7%C3%A3o.jpg


El impacto de la biotecnología afecta de manera transversal toda la actividad del hombre. Y, en el campo de la veterinaria, sobre todo a través del control de las enfermedades zoonóticas (Parásitos), transmisibles al hombre. La producción de fármacos para los propios animales, o su uso como vehículos para la producción de medicamentos para el hombre. Por ejemplo, producción de diversas hormonas y péptidos homólogos humanos expresados en leche bovina o caprina, la eliminación de contaminantes, o la trazabilidad de alimentos y técnicas para determinar su inocuidad.


external image clip_image001.jpg


También como los avances en la tecnificación de los modelos productivos son, sin duda alguna, desarrollos que en relativamente pocos años han pasado de ser utopías a realidades tangibles. Los medicamentos utilizados para mantener el estado de salud en los animales hoy no están en órbitas distintas de aquellos que se industrializan para su uso en el hombre.

Cada vez más la convivencia con animales en condiciones de hacinamiento, la falta de control adecuado y la necesidad de subsistencia de poblaciones marginales son caldo de cultivo fértil para que diversos patógenos específicos se adapten a hombres y animales indistintamente. No hay que ir muy lejos, sólo ver los fenómenos producidos por el virus de la gripe y sus variantes en los últimos años.


external image farmacogenomica.jpg

El descubrimiento de patrones moleculares asociados a patógenos permite percibir la importancia a la hora de desarrollar vacunas, ya que los virus, bacterias o protozoos tienen receptores asociados que producirán diversas respuestas. Esto está en el camino de la “farmacogenómica” que no sólo estará referida a la terapéutica individual sino a la producción masiva de fármacos preventivos.


external image TRNA-Phe_yeast_1ehz.png



El desarrollo de antígenos vacúnales producidos mediante tecnología de ADN recombinante como, por ejemplo, las vacunas por subunidad antigénica expresadas en bacterias o levaduras, o las vacunas marcadas de nueva generación que permiten diferenciar animales vacunados de no vacunados, nos indican que el avance biotecnológico va a primar en toda la actividad de prevención veterinaria.
La manipulación genética de bacterias atenuadas (Brucella, Mycobacterium), la creación de vacunas recombinantes (vaccinia virus y Avipoxvirus), el desarrollo de subunidades de antígenos recombinantes (FMDV, BHV1, NDV, BVDV), la utilización de Baculovirus como vectores para la presentación de antígenos heterólogos, la producción de reactivos y desarrollo de pruebas que diferencien animales vacunados e infectados (Brucella, FMDV), las técnicas biotecnológicas para el diagnóstico de virus, bacterias y parásitos de importancia veterinaria (FMDV, NDV, BVDV, Brucella, Mycobacterium bovis y paratuberculosis, Babesia, Anaplasma, entre otras.), el uso de PCR, RFLP, secuenciado de DNA, PFGE e hibridación molecular para la tipificación de cepas virales y bacterianas, el desarrollo de la epidemiología molecular (detección de paratuberculosis y tuberculosis bovina, aftosa, enfermedad de Newcastle, así como diversos virus en animales domésticos y salvajes), la identificación de marcadores moleculares asociados a la resistencia o susceptibilidad a diferentes enfermedades, como así también la de marcadores moleculares para la selección asistida de caracteres productivos en especies de importancia económica, son clara muestra de que el futuro está a la vuelta de la esquina.

external image gato.jpg


La implementación de nuevas biotecnologías traerá también una serie de modificaciones en los sistemas tradicionales de producción, lo que implicará cambios sustantivos en el trabajo profesional. Estas modificaciones son tales, y se producen a tal velocidad, que necesitan de una capacidad de adaptación enorme para el profesional veterinario. No solamente estamos frente a una simple sustitución de un tipo de producción por otra, sino que se debe prever el impacto económico de las comunidades productivas a fin de encontrar destinos no tradicionales para esos productos que progresivamente sean sustituidos. Sin ir más lejos, el boom de la soja transgénica ha incorporado zonas antes dedicadas a la ganadería a esta producción, llevando la cría animal a sectores más periféricos. Esto implica desarrollar animales que sean capaces de adaptarse a zonas marginales, con competencia en la obtención de nutrientes de pastos menos aptos, respuesta a distintas patologías existentes en esas zonas, entre otras.

external image acuacultura11.jpg


A la vez, la biotecnología también incidirá en la tecnificación de la producción pecuaria, cada vez más especializadas e intensivas en capital, con ventajas comparativas para aquellos individuos con características productivas específicas, y en desmedro de las explotaciones más tradicionales, menos preparadas para enfrentar los cambios que las explotaciones con un mayor grado de tecnificación. Estas modificaciones llevan a que el veterinario deba conocer detalladamente las características productivas y adaptativas de las diferentes razas a fin de seleccionar los más aptos para estas situaciones cambiantes.