El Proyecto del Cerebro Humano (HBP)

Es un proyecto médico-científico y tecnológico financiado por la Unión Europea y dirigido por Henry Makram, que tiene como fin reproducir tecnológicamente las características del cerebro humano, y de esta forma conseguir avances en el campo de la medicina y la neurociencia.
El proyecto, que tendrá un coste aproximado de 1.200 millones de euros, se ha definido en tres fases durante un período de
external image e0d62f8dce9a85213f0f6a7067004bbe.jpg
diez años. Durante los dos primeros años, el foco principal será la construcción de las versiones iniciales de la plataforma TI, así como la introducción de datos seleccionados. España también contribuirá en aportar potencia de cálculo con la participación del Centro Nacional de Supercomputación en simulaciones a nivel molecular. En los siguientes cinco años, se buscará la generación de nuevos datos y añadir capacidad a la plataforma. En los tres años finales, el conocimiento y capacidades adquiridos deberán conducir a la auto-sostenibilidad financiera del proyecto que le dé continuidad.



La primera tarea del proyecto Cerebro Humano es construir un sistema integrado de seis plataformas de investigación que proporcionen a científicos de todo el mundo el acceso a servicios y herramientas que permitirán cumplir los objetivos del proyecto. Las seis plataformas son: neuroinformática, simulación del cerebro, computación de alto rendimiento, informática médica, computación neuromórfica y neurorróbotica. Estos recursos, simulaciones, computación de alto rendimiento, computación neuromórfica, bases de datos, estarán disponibles en régimen de concurrencia competitiva, de manera similar a los de otras importantes instituciones de investigación, como los telescopios utilizados en astronomía.

external image topic
En el campo de la neurociencia, los investigadores tendrán que manejar un gran volumen de información en particular, la información que contienen los miles de artículos científicos que se publican cada año. La misión de la plataforma neuroinformática será extraer la máxima cantidad de información posible de estas fuentes e integrarla en una cartografía que abarque todos los niveles organizacionales del cerebro, desde la célula hasta el cerebro entero. Esta información se utilizará para desarrollar la plataforma de simulación del cerebro. La plataforma de computación de alto rendimiento suministrará la tecnología de supercomputación que los neurocientíficos necesitan para el modelado y la simulación de datos.
Los profesionales médicos que participan en el proyecto se encargarán de desarrollar métodos para diagnosticar enfermedades neurológicas. Esta es la función de la plataforma de informática médica. Por último, el proyecto Cerebro Humano incluye entre sus objetivos la creación de tecnologías inspiradas en el funcionamiento cerebral. La plataforma de computación neuromórfica trabajará en el desarrollo de unos microchips que imiten el funcionamiento de las redes neuronales.
external image 555.GIF
El éxito del proyecto Cerebro Humano depende en gran medida de la colaboración entre las seis plataformas. Dos años y medio es el tiempo del que disponen los científicos que colaboran en el proyecto Cerebro Humano para poner en marcha estas plataformas. Una vez estén en pleno funcionamiento, el proyecto tendrá las herramientas, infraestructuras y métodos necesarios para cumplir sus objetivos.

Los descubrimientos que se produzcan en los próximos años pueden ser tan sorprendentes como los procedentes del acelerador de partículas del CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear). Si las expectativas se cumplen, los avances tanto en neurociencia como en tecnología informática supondrán una revolución que cambiará tanto la medicina como la industria y hará posible la tan buscada inteligencia artificial, llevando a la humanidad a transformaciones que ahora parecen ciencia ficción.
El proyecto del cerebro humano comprometería asentar los orígenes técnicos para un nuevo modelo de investigación del cerebro basado en Tecnología de la Información, que conduzcan a una integración entre datos y conocimiento de diferentes disciplinas y catalicen un esfuerzo comunitario para lograr un nuevo entendimiento del cerebro, nuevos tratamientos para las enfermedades cerebrales y nuevas tecnologías de computación basadas en el funcionamiento del cerebro.

external image proyecto+del+conectoma+humano.jpg

Como consecuencia de este objetivo, el proyecto persigue obtener datos que permitan construir modelos cerebrales, identificar los principios matemáticos que rigen el funcionamiento del cerebro así como su papel en la capacidad del mismo de almacenar información, construir la plataforma TI que acelere las investigaciones de los científicos y la más importante: las aplicaciones en neurociencia, medicina y tecnologías de computación. Sobre las aplicaciones en neurociencia y medicina la importancia es más que evidente, quizá no tanto en el caso del desarrollo de nuevas tecnologías de computación.

El mismo es considerado como el proyecto neurocientífico más ambicioso del mundo. Toma sus inicios el 7 de octubre de 2013. En él participan cientos de científicos de diversas disciplinas procedentes de más de 130 centros de investigación internacionales.









Participante:
Patricia C. Blanco S.
Especialización en Gerencia de Tecnologías de la Información
Universidad Santa María
Julio, 2014