Nueva imagen (1).png



















Éste marcapasos llamado el "Micra" es una cápsula de unos 24 milímetros como una pequeña cápsula del diámetro de una moneda de un euro, fue fabricado por la empresa de tecnología médica MEDTRONIC y tiene el honor de ser, a día de hoy, el marcapasos más pequeño del mundo. Se implanta en el corazón mediante un simple cateterismo por la vía femoral. De momento se pone en el ventrículo derecho y queda enganchado a su tejido mediante unos pequeños ganchos o patas flexibles que permiten una mayor estabilidad y evita el daño del tejido cardíaco.
El mismo funciona igual que los marcapasos tradicionales pero a diferencia de éstos, este nuevo dispositivo lleva incorporada la batería no requiere ni el cable ni la necesidad de realizar un bolsillo quirúrgico en el paciente para ubicar la batería bajo la piel, la técnica habitual en la actualidad. Éste marcapasos es monocameral, con lo que solo puede estimular un ventrículo, por lo que es indicado para pacientes que no requieren un marcapasos al 100% y que lo necesitan para tener una estimulación de los latidos preventiva.
Las ventajas de este nuevo sistema son múltiples: el paciente no requiere quirófano ni presenta heridas que curar, es una cirugía mínimamente invasiva que dura media hora y tras la cual el paciente solo estará 24 horas con la pierna inmovilizada y después ya puede retomar su vida normal. Además, si hasta ahora los casos urgentes debían pasar unos días con un marcapasos provisional hasta la programación de una intervención en el quirófano, con los riesgos que esto comporta, con el nuevo dispositivo la atención puede ser inmediata. Además, el "Micra" al ser más pequeño y sencillo presenta menos riesgos de infecciones o complicaciones, tanto en la instalación inicial como en la reparación o cambio de baterías, cuya vida se estima en los diez años pero que puede rebajarse considerablemente en función de su uso. Los médicos calculan que si la batería del nuevo marcapasos fallara se resolvería instalando directamente otro, sin tener que eliminar el existente.
Cabe señalar, que este innovadoso marcapasos fue implantado por primera vez en el Hospital Clínic de Barcelona quién valoró considerablemente este proyecto siendo uno de los diez elegidos en el mundo y el único en España para la implantación de la fase inicial de ensayo clínico; y que, según los cardiólogos, puede suponer un cambio paradigmático para tratar las patologías cardíacas. Si los estudios siguen dando resultados positivos en dos años podría generalizarse su uso.
Lluis Mont, el jefe de sección de arritmias del Clínic, reiteró durante la presentación de "Micra" que esta nueva tecnología supone "un salto muy importante que cambiará la manera de enfocar las enfermedades del corazón", como también, "gracias a la facilidad del implante a través de la vena femoral y a la ausencia de cables, se evita la posibilidad de heridas y disminuye notablemente el riesgo de infecciones y de disfunción de los electrodos, un problema común en los marcapasos estándar" expresó el mismo.

Hospital-Clinic-Barcelona-marcapasos-pacientes_TINIMA20140318_0487_18.jpg




















Los que llevan el mini ingenio sufrían bradicardia, una patología que está caracterizada por un ritmo cardiaco lento (menos de 60 latidos por minuto) e irregular y además no dependen al 100% del marcapasos. Todos ellos presentan un mes después una evolución favorable hasta el momento, sin ninguna complicación en la operación ni en el postoperatorio. Es el caso de Ramón Grau, un jubilado barcelonés de 73 años, controlado desde 2002 por arritmias en el corazón, y que en noviembre, tras una prueba de rutina, los médicos le recomendaron que debía colocarse un marcapasos. "No era de máxima urgencia", señaló, pero tenía un riesgo elevado a causa de un largo historial de enfermedades cardíacas en su familia. Grau calificó la experiencia de muy positiva, porque no ha notado la presencia del dispositivo, pudo volver a conducir al cabo de 48 horas y ahora hace vida normal.
Actualmente, el Clínic es el único hospital español que está participando en esta prueba piloto, que están realizando simultáneamente diez centros de todo el mundo. En las instalaciones de Barcelona el "Micra" se ha implantado en cuatro pacientes. En la próxima fase de estudio clínico se instalarán 300 marcapasos más, en este caso en 30 centros de todo el mundo. "Estamos en una fase muy inicial y hay que ir paso a paso, ahora tenemos que demostrar que funciona bien, que se adapta bien y que no genera infecciones ni problemas", ha sentenciado Josep Brugada, director médico del Clínic.

Rafael Briceño.


Referencias:
**http://www.elcorreo.com/salud/investigacion/20140318/implantan-barcelona-marcapasos-pequeno-201403181343-rc.html**
**http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/03/18/actualidad/1395149219_979999.html**
**http://www.abc.es/salud/noticias/20140318/abci-implantan-primera-espana-marcapasos-201403181415.html**